LA ALEGRÍA PERONISTA

lunes, 31 de enero de 2011

TIRO AL BLANCO...



ARS NOVA

Tomá tu poema.
Pensá en tu lector y en las dos clases de público:
Amigo y Enemigo.
Pensá que (tenelo siempre en cuenta)
a nadie matan, derrocan o derriban
realmente (solos) los poemas.
(Con el Pueblo, sí).

Entonces, pensá en Tu Blanco.
Elegilo. Grande o pequeño (no viene al caso).
Eso que no tolerás.
Eso que no puede ser.
Aquello que debiera ser.

Entonces (aunque parezca ingenuo)
elegí cada verso con el mismo cuidado
con que el tirador calificado decide el alza,
opta o no por la mira telescópica
y pone el sistema para tirar
en ráfaga o tiro a tiro.

Después, lo que pasa después
es todo cuestión de puntería
(talento que le dicen...)

Pero ojo. CUIDADO. No es tan cierto
que un poema y un poeta no joden a nadie.
Hay más de un poderoso hipersensible
que encarceló, torturó o eliminó a un poeta,
por esa puntería de sus versos.

Autor:
César Guillermo Sarmiento (circa’73)

domingo, 30 de enero de 2011

La balada por esos nuevos enemigos bajitos

Inicio

Año 3. Edición número 14
Para construir un nuevo culpable al que achacarle todos los males sociales, los medios simplifican al máximo las tramas detrás de cada crimen resonante.

Como hace un mes fueron los inmigrantes y mucho antes los cuidacoches, el enemigo público número uno del momento son los llamados menores de edad: los niños. Conviene llamarlos así, como corresponde a toda persona que no cumplió los dieciocho años, para recordar de qué se está hablando. Esta vez, el linchamiento mediático de niños se desató luego del crimen sin dudas aberrante de Fabián Esquibel, asesinado delante de su hijo de once años. Esquibel se resistió a que lo asaltaran en su casa en Tolosa, y durante el forcejeo, uno de los ladrones le disparó con una 9 milímetros en la cabeza. El único detenido fue un adolescente de quince años, habitante de una villa de la zona e hijo de un hombre condenado por otro crimen. La policía encontró en su poder parte del botín y la 9 mm con la que en teoría ejecutó a la víctima. Quizá no sea casualidad que se trate del mismo tipo de arma de guerra que se utilizó en otros casos que desataron la furia mediática contra los niños en conflicto con la ley penal.
En abril de 2009, el asesinato del camionero Daniel Capristo desató una campaña en los medios para pedir la baja de la edad de imputabilidad. El acusado por el crimen, un adolescente de catorce años, le disparó a Capristo casi una decena de balas con una pistola 9 milímetros porque la víctima se resistió a entregarle su auto. Miradas al Sur contó cómo el niño que cometió el crimen era en realidad un peón dentro del esquema de robos de autos en la zona, una red digitada por adultos en la que participaban policías en actividad.
Algo similar pasó con el ingeniero Ricardo Barrenechea, asesinado durante un asalto en su casa en octubre de 2008. En ese caso los adolescentes que fueron detenidos develaron que eran la mano de obra de una mafia policial que reclutaba adolescentes en La Matanza para ir a robar casas en San Isidro. “La policía nos tiene con un arma en la cabeza”, dijo sin saber que lo estaban grabando Kitu, uno de los principales acusados del crimen. Varios testigos también describieron cómo la policía garantizaba el transporte y la logística necesaria para los asaltos.
Pero si algún caso dejó claro el rol de los mayores en los crímenes cometidos por niños, ese fue el caso de Santiago Urbani, asesinado de un tiro en la sien el 10 de octubre de 2009. Por su homicidio fueron encontrados culpables dos adolescentes, pero el tribunal decidió aplazar las condenas hasta que cumplieran 18 años. El fallo generó polémica e incluso se amenazó con pedir un juicio político contra los magistrados, que no hicieron más que respetar garantías constitucionales.

La clave del caso quedó relegada frente a esa furia mediática contra los jueces. Varios de los testimonios que se escucharon durante el debate oral hablaron del cuarto hombre que había participado del asalto, un soplón policial de 43 años llamado Oscar Alberto Pérez Graham. Especializado en el robo de autos, Pérez Graham solía jactarse de conseguir zonas liberadas en la zona norte del conurbano, gracias a su amistad con varios comisarios.

En los últimos tiempos había sumado a esas especialidades la de reclutador de adolescentes. “Un señor pelado les dijo a los pibes si querían ir a robar; ellos no querían ir, pero él se los llevó a tomar droga y no volvieron más”, señaló un testigo durante el juicio, en el que también se supo que en la noche en la que Urbani fue asesinado, el propio Pérez Graham llevó a los adolescentes hasta Tigre. Pero mientras los jóvenes cayeron presos, él siguió con su vida normal.

El 20 de octubre de 2009 fue detenido por efectivos de la comisaría de Garín y enseguida fue liberado, aunque sus captores sabían que era buscado por el caso Urbani. Desde entonces vivió en la zona de Escobar sin tomar mayores recaudos. Recién fue detenido cuando luego del juicio su nombre quedó en el centro de la escena.

Para convertir a los niños en depositarios de todo mal social, hace falta limar esas tramas complejas hasta convertirlas en titulares simplistas e incluso falsear la información. La Nación publicó el miércoles pasado un artículo titulado “Menores cometen el 15% de los crímenes”. Para el diario, ese dato justificaría la baja en la edad de imputabilidad a 14 años. Pero la información no es cierta. Más allá del título engañoso –la estadística se refiere a los asesinatos en particular y no a los crímenes en general–, el porcentaje tampoco es real. Los números que citó La Naciónson los que publica la Procuración de la Suprema Corte Bonaerense para el primer semestre de 2010. Allí se informa que se abrieron 87 causas contra menores de 18 años sospechados de asesinato y que lo mismo se hizo con 564 adultos. En otras palabras, sobre 651 investigados por asesinato, 87 son adolescentes. La cuenta es sencilla: el 13% de los acusados son menores de 18 años. Un 2% menos de lo que dice La Nación.
El porcentaje que maneja la provincia es igual al que publicó la Dirección de Política Criminal del Ministerio de Justicia para todo el país para 2009. Ninguno de los dos informes señala cuántos de esos menores tenían menos de 16 años al momento de ser acusados. Al menos en el caso de la Dirección de Política Criminal, esto tiene una razón sencilla. Si un menor de 16 años comete un crimen, al no ser punible no se lo considera en la estadística. Esa podría ser la segunda mentira de La Nación: usar los datos de mayores de 16 años para decir que hay que condenar a los menores de 16. La verdad es que el único organismo que incluye a los niños de 14 y 15 años en los números sobre asesinatos es Naciones Unidas. Según sus datos sobre la Argentina, sobre 1.900 homicidios anuales sólo el 10% serían cometidos por adolescentes, y de esos apenas el 1% tendría como autores a jóvenes de 14 y 15 años.
Pero ese no es el problema central de lo que plantea el artículo. Lo más grave es que asegura que ese 13% de menores son responsables de asesinato, cuando la estadística que cita se refiere a investigaciones penales abiertas y no a sentencias. En nuestro país, el régimen penal se basa en que uno es inocente hasta que demuestre lo contrario. Considerar a un sospechoso culpable antes de ser juzgado responde a una lógica bien clara. Ni siquiera es algo moderno.

Cuando se hizo la Ley de Patronato, se la pensó como una norma contra los niños que trabajaban de canillitas y se hacían anarquistas. En las calles de Buenos Aires había unos 15.000 de ellos. Durante 10 años, Luis Agote batalló para votar la ley para encerrarlos. Esos niños, decía, “constituyen un contingente admirable para cualquier desorden social siguiendo por una gradación sucesiva de esta pendiente siempre progresiva del vicio, hasta el crimen, van a formar parte de esas bandas anarquistas”. La mayoría tenía entre 9 y 12 años.

La propuesta de Agote era recluir a 10 mil de esos niños en la isla Martín García. Algo que a muchos les gustaría volver a proponer.

OTRAS NOTAS

  • Ese tipo había vivido a salvo de la justicia terrenal. Pero el impacto del juicio por el asesinato de Santiago Urbani cambió su destino. Lo cierto es que Oscar Pé rez Graham, alias el Gordo, siguió con atención las audiencias. El banquillo era ocupado por dos de los autores del hecho; se trataba de los adolescentes que el 10 de octubre de 2009 descerrajaron un tiro en la sien del desafortunado joven. Otro de los victimarios –un muchacho de 21 años– será juzgado en un futuro debate. En cambio, el cuarto integrante de la banda aún permanecía prófugo. Era nada menos que él.

  • Otra vez se discute qué hacer con algunos pocos adolescentes de 14 y 15 años que cometen delitos graves. Somos muchos quienes pensamos que es una mala idea introducir más personas, cada vez más pequeñas, en un sistema –el penal– que, como dice el criminólogo noruego Nils Christie, se especializa en repartir dolor. Hemos dicho que si hay niños que están donde no deberían –en la calle, con un arma, aspirando bolsitas, solos, fuera de la escuela, del club o de la canchita– es porque muchos adultos, y principalmente el Estado, no están donde tienen que estar.

  • La Presidenta acaba de poner racionalidad en el exacerbado debate sobre la “imputabilidad” al señalar que “esto de la edad no es una política de seguridad”. Tomando distancia de discursos catastrofistas, Cristina Fernández ubicó las cosas en su verdadera dimensión. Y es que –si bien el debate sobre la edad de imputabilidad penal no puede regirse sólo por criterios cuantitativos– no debe perderse de vista que la incidencia de los delitos cometidos por adolescentes menores de 18 años no es de gran peso en nuestro país. En ese contexto, la de los menores de 16 años es escasamente relevante.

  • El debate sobre los menores en conflicto con la ley penal suele ser de carácter espasmódico e irracional. Como la marea, siempre vuelve. Basta que el foco se pose sobre un delito o un fallo de trascendencia mediática en el que está involucrado un adolescente. La polémica ahora la instaló la resolución del Tribunal de Responsabilidad Penal Juvenil 3, de San Isidro. Hace una semana los jueces Alberto Villante, Mirta Ravera Godoy y Silvia Chomiez resolvieron aplazar por un año la imposición de las penas que les corresponden a dos chicos que ya fueron condenados por el crimen de Santiago Urbani.

  • Niños ‘sueltos’, sin tutela familiar o escolar, se desplazaban en ‘bandadas’ por las calles del centro, donde aprendían las peores artes de la delincuencia. Estas víctimas de la sociedad iban camino a convertirse en punguistas y escruchantes. Había incluso invisibles ‘sociedades de niños ladrones’, o ‘academias del robo’ donde se ‘doctoran de ladrones’, según los diarios de la época.” Podría ser una noticia actual del diario La Nación. Pero no lo es. Son consideraciones de la publicación La voz de la Iglesia, del año 1894, consignado en el libroApenas un delincuente.

  • Su nombre se conoció por ser uno de los acusados de matar al policía Diego D’Andreis. Sergio Ezequiel Gauna esperaba en la celda de la comisaría cuarta de la localidad de Manuel Alberti, en Pilar. Estaba preso, sospechado de ser quien disparó en el crimen del agente de la Policía Federal baleado el miércoles 4 en su casa de Tortuguitas. Ese día el oficial guardaba su auto en el garaje y dos delincuentes le quisieron robar. Se resistió al asalto y lo mataron de dos tiros. Horas después a Gauna, quien vivía a 20 cuadras de allí, lo metieron preso.


sábado, 29 de enero de 2011

Un salto cualitativo.



Señales claras, mensajes concretos y de alto valor simbólico. Eso es lo que pretende transmitir Dilma Rousseff al elegir a la Argentina como destino de su primer viaje al exterior, a menos de un mes de asumir como presidenta de Brasil. Y al dejar de lado, para realizar la visita, la posibilidad de participar del influyente Foro de Davos, evento paradigmático que reúne a lo más granado del establishment económico mundial. Una decisión de política exterior, en definitiva, que anticipa fuertes líneas de continuidad con el legado de Luiz Inácio Lula da Silva, reafirma la “opción sudamericana” del Planalto y, a su vez, prefigura la voluntad de consolidar la alianza estratégica de su país con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. La necesidad de ofrecer una propuesta de proyección global más sólida al incipiente liderazgo entre las potencias emergentes, logrado en los últimos años, explica en buena medida el sentido de la opción. La certeza de que Brasil necesita de un desarrollo regional acorde con sus aspiraciones aparece como explicación complementaria.

En estas últimas semanas, Marco Aurelio García, hombre fuerte del Partido de los Trabajadores y estratega de la política exterior de Brasil desde 2002, repitió argumentos que giran alrededor de estas premisas. Y, en cierta medida, dejó algunas pistas sobre el rol que, desde Brasilia, pretenden que juegue la Argentina como principal socio de su país. En Folha de São Paulodel 23 de enero de 2011, por ejemplo, dijo que este encuentro de presidentas será diferente de los anteriores, no sólo por la cuestión de género que se inaugura, sino también por el “acercamiento intenso” que hubo entre las dos naciones durante los últimos años. Y planteó una serie de ideas-fuerza, a explorar de aquí en más, como la necesidad de establecer iniciativas comerciales para salir a vender al mundo de manera conjunta, acelerar la integración productiva en algunos sectores claves de nuestras economías, afianzar la interconexión energética y agregar más valor para evitar la primarización.

Pero Marco Aurelio fue más allá. Cuando el cronista del diario más representativo de la burguesía paulista le pidió precisiones y preguntó si esto implicaba la participación de los países vecinos en esa cadena de producción, el intelectual-funcionario dejó su respuesta más contundente:“Queremos que América del Sur sea un polo de este nuevo mundo multipolar que está constituyéndose. El potencial de la región es muy superior al de Brasil solo”. La visita de Dilma al país (arribará el domingo por la noche y el lunes se reunirá con Cristina en la Casa Rosada) tendrá, aseguran en ambas cancillerías, mucho de esa impronta y debe inscribirse dentro de esa matriz propositiva. La idea de consolidar los acuerdos comerciales vigentes y avanzar sobre cuestiones que, hasta aquí, sólo ingresaban lateralmente en las mesas de negociaciones o permanecían al margen, derechos humanos incluidos, habla de ese tipo de convicciones. Y, sobre todo, de la intención común de dar un salto cualitativo en una relación considerada clave desde ambos países.

BILATERAL

El vínculo entre la Argentina y Brasil estuvo atravesado históricamente por la incomprensión mutua, la rivalidad permanente y la desconfianza. Para rastrear el dato, los historiadores suelen retrotraer la búsqueda hasta la época de la colonia misma, cuando los imperios españoles y portugueses dejaron su semilla de animosidad. Diferencias culturales, elites dominantes con diferentes concepciones de lo que debían ser sus países y la decisión de privilegiar las relaciones con las potencias hegemónicas mundiales de turno, siempre por separado, marcaron las controversias. De hecho, para los dos países, su vecino no dejó de constituir la principal amenaza militar hasta pocas décadas atrás. Y ni siquiera la coordinación represiva que significó el tristemente célebre Plan Cóndor alejó a las Fuerzas Armadas de cada uno de las hipótesis de conflicto.

La transición de la dictadura a la democracia, en la década de 1980, fue el primer punto de inflexión en ese sentido. La firma del Programa de Cooperación entre Brasil y la Argentina, en 1986, por parte de los presidentes Raúl Alfonsín y José Sarney, sentó las bases del proceso de integración en curso, que adquirió contornos más definidos a partir de 1991, cuando se le dio vida al Mercosur, con Uruguay y Paraguay como aliados menores. Los gobiernos liberal-conservadores de la época, Carlos Menem en la Argentina y Fernando Collor de Mello en Brasil, sin embargo, circunscribieron la experiencia a una cuestión arancelaria y puramente mercantil y la relación entre los dos países quedó relegada nuevamente a una rivalidad sobredimensionada.

Entrado el nuevo siglo, la relación cambió. La asunción de Lula marcó el rumbo. La seguidilla de triunfos de fuerzas progresistas en el subcontinente le dio más aire a la integración y cambió los contenidos. Con la llegada al poder de Néstor Kirchner, la Argentina se acopló a la estrategia de Brasil, con una predisposición más clara para ampliar los acuerdos con los países vecinos y cambiar el eje de subordinación a la política de Estados Unidos de la década pasada. La negativa a crear el ALCA, en la cumbre de Mar del Plata, en noviembre de 2005, cuando eso era lo que quería para la región el gobierno de George W. Bush, marcó un hito en ese proceso de mayor entendimiento. Kirchner, Lula y el presidente venezolano, Hugo Chávez, fueron los grandes protagonistas.
Con los años, la relación se consolidó aún más. Y esto a pesar de algunos encontronazos y más de un desaire público entre ambos gobiernos, ya fuera por desajustes en algún sector en particular (la industria automotriz o la textil, por caso) o las dificultades para superar viejas o nuevas asimetrías. El hecho de que hoy haya una agencia de cooperación nuclear entre ambos países, donde antes había una hipótesis de conflicto, parece mostrar las virtudes de la complementación. La sinergia para actuar en situaciones de crisis en países de la región (llámese Colombia, Bolivia, Ecuador) muestra lo aceitado que quedó el vínculo y le otorgan una gran proyección a la Unasur como instancia supranacional.

POTENCIA

Brasil ocupa el 47 por ciento de la superficie de Sudamérica, tiene la mitad de su población y un PBI de casi ochocientos mil millones de dólares que es décimo en el mundo y representa casi la mitad del subcontinente. Es cierto, también tiene grandes desigualdades e injusticias acumuladas que a veces devienen verdaderas tragedias sociales. Pero logró reducirlas, con políticas sociales activas durante la última década. La impronta de Lula y el PT, en ese sentido, fue fundamental. Para proyectar las viejas potencialidades del país, también lo fue. Como sostiene Marco Aurelio cada vez que le preguntan sobre este avance sostenido, Brasil se despojó del complejo de “perro callejero” y del histórico sentimiento de subalternidad que tenía y salió al mundo a mirar a las grandes potencias de igual a igual.

En poco tiempo, Brasilia se convirtió en la sede de un gobierno con voz propia (y de peso) en el concierto de naciones y Lula pasó a ser venerado como el gran estadista de la primera década del nuevo siglo, portadas deTime y The Economist incluidas. Su mayor autonomía respecto de la estrategia de Estados Unidos para la región y su ascendencia entre los países del “patio trasero” de la gran potencia del Norte fueron dos hechos que, en buena medida, hablan de aquel “despojo”. Así como también los vínculos que estableció con países que acentúan la desconfianza de Washington. El caso de Irán o el de Siria son los más representativos, pero no los únicos. El pedido, siempre vigente, para ocupar un lugar permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sirve de ejemplo de esa apuesta fuerte y de la magnitud del espejo en el que gusta mirarse. En tanto, su impulso permanente del eje Sur-Sur y la alianza en gestación con potencias emergentes como China, India y Rusia (con los que forma el ya famoso BRIC), parecen servir como muestra de lo que entienden en el Planalto como transición hacia un mundo multipolar.

En este contexto, Brasil sabe que no puede jugar solo, a pesar de su poderío, sus dimensiones y el prestigio alcanzado. Necesita de una región sustentable a su alrededor. Y no sólo como mercado ampliado para sus productos. La visión estratégica de sus cuadros más lúcidos, Marco Aurelio entre ellos, considera que el despegue definitivo del país se dará sólo si puede convertirse en la locomotora del desarrollo regional. La posibilidad de negociar tajadas mayores de poder entre las naciones más influyentes sería más factible de lo que es hoy y, como se dijo, no es algo que la diplomacia brasileña desdeñe. Están los riesgos, eso sí. Que las asimetrías intrarregionales se acentúen y resurjan con fuerza los recelos de sus vecinos, por ejemplo. Por eso la necesidad de combinar con equilibrio liderazgo y ciertas dosis mayores de generosidad, que Marco Aurelio y Dilma reafirmaron en sus últimas declaraciones.

En esta estrategia, la Argentina aparece como principal aliado de Brasil. De ahí la decisión de hacer la primera visita de Dilma presidenta a Buenos Aires. Y, de ahí también, la agenda amplia de temas que piensa traerse su gobierno para discutir. En la delegación, se sabe, estarán los ministros de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota; de Defensa, Nelson Jobim; de Desarrollo, Industria y Comercio, Fernando Pimentel, y de Ciencia y Tecnología, Aloizio Mercadante, dando una idea de las áreas que se privilegiarán. Aunque, claro, la visita que Dilma tiene pautada a las Madres de Plaza de Mayo demuestra que esos contornos bien pueden ampliarse. Su experiencia como ministra de Energía de Lula y la obsesión que muchos le endilgan frente al tema hablan también de la importancia que tendrá la cuestión, tanto como el tema alimentario, donde ambos países tienen un acuerdo estratégico recién firmado. La visita del ministro de Agricultura, Ganadería, Agricultura y Pesca, Julián Domínguez, en octubre último, sirve como antecedente.
Señales claras, mensajes concretos y de alto valor simbólico. En definitiva, eso es lo que Dilma parece traer en sus valijas. Para proyectar el liderazgo de su país y para consolidar el suyo puertas adentro. La Argentina, en ese cruce de desafíos, tiene un partido importante que jugar.

La primera mujer en Brasil

- El 1º de enero de 2011 se convirtió en la primera mujer en asumir la presidencia de Brasil. El 31 de octubre de 2010 había superado a José Serra en segunda vuelta, con el 56 por ciento de los votos.
- Nació el 14 de diciembre de 1947 en Belo Horizonte, estado de Minas Gerais, en una familia de clase media formada por un abogado y empresario de origen búlgaro y una brasileña.
- En su juventud participó en las organizaciones armadas Comando de Liberación Nacional (COLINA) y Vanguardia Armada Revolucionaria (VAR – Palmares), que resistieron a la dictadura. Fue presa, torturada y pasó tres años en prisión a comienzos de los años 70.
- En los últimos años de la dictadura, fue una de las fundadoras del Partido Laborista Democrático (PDT), liderado por Leonel Brizola. También tuvo una destacada participación en el movimiento “Diretas Ya”, una multitudinaria movilización civil que luchó por el retorno de la democracia.
- Doctora en Economía, ocupó la Secretaría de Minas y Energía del gobierno de Rio Grande do Sul en 1991, exhibiendo un perfil de gestora eficiente y logrando proyección nacional.
- En 2001 se afilió al Partido de los Trabajadores (PT). Fue ministra de Energía y Minas durante el primer mandato de Lula da Silva a partir de enero de 2003. Durante su gestión en la presidencia del Consejo de Administración de la petrolera estatal Petrobras, Brasil alcanzó la autosuficiencia en la producción del petróleo y fueron descubiertos tres grandes campos en la capa submarina.
- Fue designada ministra jefa de la Casa Civil en junio de 2005. Desde ese cargo, coordinó el Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC), un megaplán de inversiones en infraestructura de saneamiento, viviendas, transporte, energía y recursos hídricos.
- En 2009 debió ser sometida a un tratamiento de quimioterapia contra un linfoma. Dejó la Jefatura de Gabinete en abril de 2010, tras ser electa por Lula como su candidata a sucederlo en el Palacio de Planalto.

Los alegres, el meón y el verano



Por Orlando Barone

Cubanos | Fallidos | Fuck You | Y la nada


Vicente Battista, a punto de viajar a Cuba como jurado del concurso literario Alba, me cuenta que cada vez que vuelve a la Isla se siente feliz. Lo miro y él entiende la mirada. No me da tiempo a decirle con malicia: “Pero vos allá no vivirías, ¿no?” Experto y sabio, en lugar de ponerse a explicar lo que debe explicarles siempre a los ignorantes que no preguntan con ignorancia sino con prejuicio, me dice simplemente: “Es que es tan alegre”. Y como sigo callado mirándolo, me dice como a un niño: “Allá hay un gran afiche de bienvenida en el cual hay una sucesión de caras de un cubano tipo. Es la misma cara y el mismo cubano que en una foto sonríe, en la otra sonríe, en la otra también. Sonríe con la misma sonrisa en cada una de las fotos del afiche. Y debajo de cada una ellas hay sendas aclaraciones que dicen: cubano alegre, cubano enojado, cubano pesimista, cubano cansado, cubano triste”.

Sería inimaginable repetir aquí un afiche que en lugar de la cara de un cubano tuviera la de un argentino tipo. Sonriendo siempre no se lo creería nadie. Es que los medios han estado imponiendo las caras de los de la Mesa de Enlace; las de los conductores de noticieros negros; las de los vecinos enojados por algo; y las de los candidatos que ya un año antes tienen serias sospechas de que no sólo no van a ganar las elecciones sino que hasta van a perderlas largamente sin que la favorita les dé alguna chance. Donde sería fácil encontrar una cara sonriente al natural de un argentino tipo es por ahí, en cualquier parte. Menos en aquellos ámbitos en los cuales el ceño agrio y de mufa se exhibe como un patrimonio de clase, de medio pelo. O de dogma opositor.

El otro día, el periodista de acento cordobés de un noticiero de canal 13, anunció lo siguiente: “Un rayo mató a un balcón”. En su reflejo condicionado para que el verbo “matar” sea más intenso y escalofriante, ya en los informativos están al borde de matar autos o matar cualquier cosa no viviente. Matar, por ejemplo, una cabina de peaje, una caja de seguridad o un supermercado chino. O informar que “un rayo mató al Obelisco”.

Muchachos, hay que volver a las fuentes: lo que mata es la humedad. O las noticias que nos suenan a absurdas. Como enterarse de que Silvio Berlusconi hoy ganaría otra vez las elecciones en Italia. Cabe la pregunta: si es cierta toda la obscenidad que trasciende sobre él, ¿cuál sería la moraleja? No sean simples, miren que los italianos tuvieron un imperio y el Renacimiento. Y a Alberto Sordi. Los argentinos tenemos todo un elenco: el de la Coalición Cívica y el del antiperonismo peronista. Se esmeran por el podio. No quisiera que esto sonara a una burla. Tampoco esto: el otro día, al ver como el ex convicto que hace años asesinó en La Plata a su familia se burló de los movileros que lo tenían hasta acá, me hice esta pregunta: que el dentista Barreda se burle de esos periodistas sacándoles la lengua y mostrándoles el dedo del medio, ¿no es una prueba de que al fin se ha vuelto más razonable? Bastante se contuvo.

En el verano, la risa me sale más fácil. Y eso que este año no fui al mar. No me basta mirarlo por la pantalla desde mi casa. El mar al natural es otra cosa. Ah, la que despertó mi curiosidad por lo probable fue una observación sociológica -¿política?- acerca de por qué este año hay más casos de ahogados en la costa. La observación dice que al salir de vacaciones sectores populares que nunca antes lo habían hecho, se advierte en ellos una mayor proporción de quienes no saben nadar y una más vulnerable exposición al riesgo en el mar. Lo que sí me pareció exagerado es lo que me contó un veraneante que volvía de Mar del Plata: “Más gente no puede haber. No cabe. Casi logré entrar, pero me vine de vuelta”. Le hice un gesto de incomprensión por el “casi” y aclaró su expresión: “Sí, intenté en la Bristol al ver que estaba saliendo un perro y me dejaba el lugar, pero sólo conseguí meter la mitad del cuerpo, la otra mitad no entraba. Era un perro chico”. Pensar lo caros que están los cornalitos. Ya no se puede vivir. Hace falta orden. Sí, la gente honesta en libertad y los deshonestos y criminales en la cárcel. Una razzia general. Éste afuera, éste adentro. No se entiende que algo tan simple cause tanta polémica.

Con eso de bajar la edad de imputabilidad de menores mejor es ir adelantándose a los tiempos. Ni catorce ni trece. Más chicos. Y habría que ver el tamaño. Hay cada pibe de nueve años que te da miedo. Bueno, más miedo te dan los adultos de sesenta que pregonan el orden. Como ven, estoy cometiendo pecado de nadería. Hasta soy capaz de decir victorioso ¡tanto calor, tanto consumo de watts al máximo y no hubo colapso de energía!.

Hay motivos para dibujar una sonrisa. Uno es el calificativo que Jorge Asís le pone a Santiago Kovadloff: “Filósofo o pensador de country”. Un hallazgo digno de Villa Domínico, no de su actualidad de Recoleta. Recuperar las fuentes reconforta. No es el caso de ciertos intelectuales que, ya decididos a encarar hacia la derecha en los “senderos que se bifurcan”, y que con tal de no seguir fieles a sus orígenes de barrio, eligen aquellas geografías.

El “Pepe” Mujica sí que es un presidente de barrio. Cazó al vuelo a los empleados públicos uruguayos que se pasan horas con Facebook y jugando en las redes sociales, y les quitó el vicio sacándoselos con una tenaza de las computadoras. “Que laburen”, dice Mujica. Los avanzados le dicen “antiguo”. Y que tenga cuidado Marta Minujín, quien en cualquier momento ingresa en ese rubro por más esculturas que invente.
Ahí está un chileno ignoto que vive en Austria compitiéndole la vanguardia estética. Se trata de Eduardo Labarca, quien acaba de publicar el libro El enigma de los módulos. Previendo con razón que no lo iba a comprar nadie, lo ilustró con una tapa donde él aparece “meando” la tumba de Borges. Dice que emuló a Sartre, quien en su tiempo meó la de Chateaubriand. Después, asustado por su boludez, dijo que el chorro que se ve salir de su bragueta es el de una botella de agua. El chileno debería rogar que patoteros borgeanos no le vayan a mear su libro en las librerías. Y no con agua mineral. Es que mear al genio que nos antecede sería, al parecer, una forma de clausurar el pasado que inmoviliza y que castra. Si fuera por eso, en cada especialidad hay un fantasma inmortal e invencible.

Atrévanse a mear la estatua de Homero a ver si se inmuta. Aquí, ni siquiera Sebreli, quien se la pasó negando y despotricando contra Gardel, se animaría a copiar el ultraje orinatorio a su tumba. Además, Sebreli ya está mayor y el chorro le saldría muy finito. Últimamente hasta se le han ido reduciendo los pensamientos. Entre los de él y los de Durán Barba interpretados por Macri no sé cuáles son un poquito más gordos.
Todos alguna vez meamos fuera del tarro. Personalmente -y lo digo con nostalgia- una vez, porque no aguantaba más, meé en una maceta con plantitas en un cuarto de la casa del arquitecto Livingston. Las plantitas se secaron. Es que yo era joven y el orín fuerte. Pero volviendo al asunto del meón y la tumba, la verdad…para qué ponerse a mear sobre un muerto, habiendo tantos vivos meritorios.

Reposo denunció la compra “fraudulenta” de Canal 13



EL TITULAR DE LA SIGEN RECIBIÓ PRUEBAS DE LA ADQUISICIÓN IRREGULAR

Publicado el 29 de Enero de 2011

El funcionario también se refirió a la apropiación de Papel Prensa.

Luego de las pruebas aportadas por ex trabajadores de Canal 13, el titular de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), Gustavo Reposo, denunció ayer que el Grupo Clarín se apropió irregularmente de esa señal a través de una operación “fraudulenta”.
El funcionario señaló que
“en la adquisición de Canal 13 también hubo muchas irregularidades, como el hecho de que el canal se haya adquirido por 7 millones y tiempo después un canal de Avellaneda se compró a casi 10 millones”.
El jueves, Reposo recibió pruebas de la adquisición irregular de la señal de aire por parte del ex delegado del personal de Canal 13, José Carbonelli. El ex empleado denunció que “a través de una operación fraudulenta e impune, Clarín se benefició en 15 millones de dólares en perjuicio del Estado y de los trabajadores, en cumplimiento del pacto Menem-Noble-Magnetto”.

Carbonelli explicó que luego del apoyo mediático en la campaña electoral que llevó al ex presidente al poder, “Menem le cedió la emisora al irrisorio preció de 5 millones de dólares, y que además fue pagado con dinero que le sustrajo a los trabajadores”.
Reposo también se refirió a la apropiación de la empresa Papel Prensa en la última dictadura por parte de Clarín. “Papel Prensa es la única empresa en el país que produce papel y que se creó con una fuerte apuesta del Estado y la participación de la industria nacional. Lo que hizo Clarín fue ahogar a sus socios y adquirir, con la complicidad de los militares, distintos paquetes accionarios y se quedó con la mayoría del grupo, cosa que está prohibida por la ley”, aclaró el funcionario, y agregó que la empresa de Ernestina Herrera de Noble “se quedó con los 64 principales diarios del interior del país y pasó lo mismo con los cables de televisión en todo el país”.

Por último, el titular de la SIGEN aseguró que “siempre ha habido una asociación entre el poder civil y militar para ganar espacios generando ganancias para el grupo y muchas prerrogativas como subsidiar empresas del grupo, denostar con préstamos y hacer que las empresas estén al borde de la quiebra y comprarlas a precios viles”.
Para Carbonelli, “la apropiación irregular de Canal 13 le permitió a Clarín enriquecerse y transformarse en dueño de la casi totalidad de la televisión por cable de la Argentina”.

La Argentina y Brasil construirán dos reactores nucleares para uso pacífico


LA FLAMANTE MANDATARIA BRASILEÑA LLEGA AL PAÍS EL LUNES,
EN SU PRIMERA VISITA INTERNACIONAL

Publicado el 29 de Enero de 2011

Cristina Fernández y Dilma Rouseff firmarán un acuerdo para construir, además, dos plantas de energía hidroeléctrica sobre el Río Uruguay. La idea es compartir tecnologías para elevar la producción y realizar ventas a terceros países.

La Argentina es uno de los actores fundamentales, uno de los elementos estratégicos para nuestra política externa”, aseguró ayer la presidenta brasileña Dilma Rousseff, quien anticipó que los ejes de su visita a Buenos Aires serán la cooperación comercial, la energía nuclear y la coordinación en organismos multilaterales. En ese marco se firmará un acuerdo para la construcción conjunta de reactores nucleares en ambos países para la investigación del uso pacífico de la energía atómica.

La flamante mandataria de Brasil, quien asumió sus funciones el 1º de enero, llegará a la Argentina el lunes para reunirse con su par Cristina Fernández, en la que será su primera visita internacional, todo un símbolo de la importancia que le otorga la nación más grande del continente a su vecino rioplatense.
Poco después de inaugurar una represa en Porto Alegre, Dilma –como la llaman en su país– explicó que
en el pasado Brasil “le daba la espalda a la Argentina y miraba solamente hacia Europa y los Estados Unidos. Sin detrimento de aquellos países, hoy tenemos que percibir que el desarrollo de nuestro país implica necesariamente el desarrollo de la región.”
“La Argentina es fundamental para el posicionamiento de Brasil en América Latina”, subrayó Rousseff, y enfatizó que “el desarrollo de Brasil pasa por la asociación con los países latinoamericanos.”

Cristina y Dilma mantendrán al menos dos encuentros durante la visita de la mandataria brasileña. Las jefas de Estado firmarán varios convenios, con especial acento en la generación de energía. Al respecto ambos países suscribirán un acuerdo para la construcción conjunta de reactores nucleares para la investigación del uso pacífico de energía atómica.

“La idea es dar la posibilidad de que tanto Brasil como la Argentina construyan su reactor con la capacidad que existe en cada país. La Argentina tiene experiencia con la construcción de reactores y Brasil con el manejo de la energía nuclear”, explicó Antonio Simões, subsecretario brasileño del Ministerio de Relaciones Exteriores para América del Sur, Central y el Caribe. El funcionario también indicó que los reactores podrán estar terminados en un plazo de cinco años.

Además, las mandatarias firmarán un acuerdo para la construcción de dos plantas de energía hidroeléctrica en Garabí, sobre el Río Uruguay. Sobre este punto, Simões dijo que se trata de un proyecto a largo plazo, ya que todavía es necesario conseguir una liberación ambiental y crear una empresa binacional para gestionar el negocio. Al respecto, el diplomático no dio detalles sobre el valor de la inversión ni sobre la capacidad de generación de la usina.

La bioenergía es otro de los temas que abordarán las presidentas, según confirmó el argentino Javier de Urquiza, coordinador del Programa Nacional de Biocombustibles, quien prefirió no entrar en detalles sobre el contenido del acuerdo que suscribirán Rousseff y Fernández. De todas formas, el funcionario resaltó que Brasil es una potencia en la producción del etanol, en tanto que la Argentina se constituyó como uno de los líderes mundiales en biodisel. Se supone que las dos naciones intentarán compartir tecnologías para aumentar la producción y realizar ventas conjuntas a terceros países. La promoción de la igualdad de género también será parte de la agenda de Rousseff y Fernández.
“Se trata de una visita importante, con varios convenios que las presidentas deben firmar. Son dos países que mantienen un flujo comercial de más de 33 mil millones de dólares y que tienen relaciones históricas”, explicó Antonio Ferreira, subsecretario de la cancillería brasileña para América del Sur.

viernes, 28 de enero de 2011

Tenis: Dulko ganó su primer Grand Slam


La tenista argentina Gisela Dulko, número uno del mundo en dobles, y su compañera italiana Flavia Pennetta, conquistaron el abierto de Australia, el primer Grand Slam ganado en sus respectivas carreras.

La argentina Gisela Dulko y la italiana Flavia Pennetta.
















Kirilenko y Azarenka estuvieron a un punto de situarse 5-1 en el segundo parcial, pero para ese entonces Dulko ya había decidido que iba a luchar con uñas y dientes para que no se le escapara su primera final de Grand Slam.

La argentina comenzó a cruzarse en la red con gran efectividad, sorprendiendo a sus adversarias y revitalizando a una Pennetta nerviosa hasta entonces.

"Ahí fue que empezamos a hacer las cosas que teníamos que hacer", aseguró Dulko.

"No teníamos nada que perder, y Gisela fue muy valiente en los dos juegos en los que se cruzó en cada pelota. Eso nos dio ánimo", admitió Pennetta, según dpa.

"Estábamos empujando la pelota, no soltábamos el brazo, estábamos
nerviosas", añadió.

A partir de entonces la pareja número uno del mundo, campeona en octubre en el Masters de Doha, tomó el control del partido y ofreció un concierto de cruces en la red, globos y tiros al medio para minar la confianza de unas rivales que comenzaron a desmoronarse.

"Las mareamos un poco, era la única manera de ganarles", dijo con una sonrisa Pennetta.

"Y cuando ganamos, la verdad que no terminamos de captarlo, de darnos cuenta. Nuestra familia nos llamó, y sólo les decíamos que sí, que estamos contentas. Creo que todavía no caímos en lo que hicimos", confesó la italiana.

La gran figura argentina del dobles femenino sigue siendo la ya retirada Paola Suárez, que ganó ocho Grand Slam. Dulko se sumó hoy al conjunto de las tenistas argentinas que tienen uno en su haber.

Las otras son Gabriela Sabatini y Patricia Tarabini, mientras que Javier Frana y Enrique Morea conquistaron en su momento un Grand Slam cada uno en dobles mixtos.

La tigrense adelantó que emprenderá el regreso a la Argentina para sumarse al equipo de la Copa Federación que entre el 2 y 5 de febrero, por la Zona Americana 1 de ascenso, jugará en el Club
Argentino de Palermo con otros siete países: Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, México, Paraguay y Perú.

Argentina, con el debut de Bettina Fulco como capitán, estará liderada por Dulko y completará su equipo con María Irigoyen, Florencia Molinero y Mailen Auroux.

"No resignaré mi carrera como singlista, de hecho, la semana próxima jugaré la Copa Federación en Buenos Aires y los dos torneos siguientes en los que me anoté solo lo hará en individuales",
concluyó Dulko.

Fuente:Télam

¿HERENCIA, ADN O VOCACIÓN?

Daniel Paz & Rudy

NUNCA MENOS - Homenaje a NÉSTOR KIRCHNER


NUNCA MENOS
Homenaje a Néstor Kirchner


Lágrimás que riegan todo el suelo en primavera
de tu mañana azul
que llora y rie
nombre que se talla para siempre en la madera
de los que sin estar
están y viven.

Voces que te nombran y se aferran al color
de esa insolencia alegre
que inventaste
ríos muchedumbres de un subsuelo que volvió
para quedarse acá
para quedarse
¿Será verdad que te fuiste con la historia
o será que aún no despertamos
y que con una antorcha nueva
en cada mano
vas a volver cubriéndonos de gloria?

Nada más al sur de esa indómita armadura
hecha de ayeres
blindada de ausencias
mágica de amores y de sueños que perduran
sin arrumbarse
en ninguna puerta

Todas esas risas que viniste a restaurar
desde un recóndito
rincón dormido
hoy cubren las paredes que no pueden derrumbar
los que sin luz ni sol
están perdidos
¿Será verdad que te fuiste con la historia
o será que aún no despertamos
y que con una antorcha nueva
en cada mano
vas a volver cubriéndonos de gloria?

Y esos mil jirones que dejaste en el camino
serán retazos si
de una bandera
marcas imborrables en el cuerpo
que elegimos llevar hasta el final
y nunca menos.

CORO MURGUERO

Nunca menos
que ese fuego en la mirada
que las voces acalladas
retomando la canción

Nunca menos
que tu nombre en las banderas
que tu plaza siempre llena
de esperanza y de pasión

Nunca menos
que pañuelos en tu casa

Nunca menos
que justicia sin perdón

Nunca menos
que el paisaje repetido
de este sur tan aguerrido
y diciendo al fin que no

Nunca menos
que esas risas desdentadas
aguantando la parada
que supieron conquistar

Nunca menos
que un enjambre de morochos
arruinandoles la foto
a los que no vuelven más

Nunca menos
que los pibes en el centro

Nunca menos
que vivir con dignidad

Nunca menos
que la Patria que soñamos

Nunca menos
Ni un paso atrás.
http://www.youtube.com/watch?v=G9l5XAFlSkI

Lágrimás que riegan todo el suelo en primavera
de tu mañana azul
que llora y rie
nombre que se talla para siempre en la madera
de los que sin estar
están y viven.

Voces que te nombran y se aferran al color
de esa insolencia alegre
que inventaste
ríos muchedumbres de un subsuelo que volvió
para quedarse acá
para quedarse
¿Será verdad que te fuiste con la historia
o será que aún no despertamos
y que con una antorcha nueva
en cada mano
vas a volver cubriéndonos de gloria?

Nada más al sur de esa indómita armadura
hecha de ayeres
blindada de ausencias
mágica de amores y de sueños que perduran
sin arrumbarse
en ninguna puerta

Todas esas risas que viniste a restaurar
desde un recóndito
rincón dormido
hoy cubren las paredes que no pueden derrumbar
los que sin luz ni sol
están perdidos
¿Será verdad que te fuiste con la historia
o será que aún no despertamos
y que con una antorcha nueva
en cada mano
vas a volver cubriéndonos de gloria?

Y esos mil jirones que dejaste en el camino
serán retazos si
de una bandera
marcas imborrables en el cuerpo
que elegimos llevar hasta el final
y nunca menos.

CORO MURGUERO

Nunca menos
que ese fuego en la mirada
que las voces acalladas
retomando la canción

Nunca menos
que tu nombre en las banderas
que tu plaza siempre llena
de esperanza y de pasión

Nunca menos
que pañuelos en tu casa

Nunca menos
que justicia sin perdón

Nunca menos
que el paisaje repetido
de este sur tan aguerrido
y diciendo al fin que no

Nunca menos
que esas risas desdentadas
aguantando la parada
que supieron conquistar

Nunca menos
que un enjambre de morochos
arruinandoles la foto
a los que no vuelven más

Nunca menos
que los pibes en el centro

Nunca menos
que vivir con dignidad

Nunca menos
que la Patria que soñamos

Nunca menos
Ni un paso atrás.